30/10/1876

SE INAUGURA EL FERROCARRIL A TUCUMÁN. Con tal motivo, el Presidente Avellaneda viajó a esa ciudad con una numerosa comitiva. El tren recorrió los 1.380 kilómetros en 42 horas y aquello parecía milagroso en 1876. En Rosario las demostraciones fueron imponentes. El presidente hizo detener el tren en el punto más elevado del trayecto y mandó ejecutar el Himno Nacional. Al llegar a Tucumán lo aguardaban en la estación el goberna­dor, los ministros y los alumnos del Colegio Nacional y Normal. Una banda ejecutaba aires marciales y una batería disparó 21 cañonazos. Las siete cuadras que separaban la estación del edificio nuevo de la Sala de Representantes estaban colmadas de público que aclamaban al presidente, su coprovinciano.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.