30/10/1820

El general SAN MARTÍN y el vicealmirante TOMÁS ALEJANDRO COCHRANE acordaron el plan que debía realizar el marino con la escuadra de su comando: tomar la fragata española «Esmeralda», de cuarenta cañones, fondeada en la bahía del Callao, protegida por la numerosa artillería de los Castillejos; apoderarse de ella y de otro buque, en el que se creía habían embarcado un millón de pesos en metálico, con el objeto de restar su potencia, a la defensa del puerto del Callao.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.