20/04/1821

DESTRUCCIÓN DEL PUEBLO DE DOLORES. Mil quinientos indígenas de las tribus de los caciques ANCAFILÚ, PICHUIMAN y otros, al mando de JOSÉ L. MOLINA, un ex-capataz de la Estancia Miraflores, asaltaron establecimientos instalados al sur del río Salado. El pueblo de Dolores, establecida entre el río Salado y los “Montes del Tordillo”,y las estancias de JUAN MANUEL DE ROSAS fueron las víctimas preferidas de este malón y un arreo de más de 150.000 cabezas de ganado fue el trofeo de estas jornadas, además de numerosos cautivos y la destrucción casi total del pueblo de Dolores. Cinco años después, el capitán RAMÓN LARA volvió a fundarlo, procediendo a su inmediata repoblación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.