29/7/1809

Llegan a Buenos Aires, BALTASAR HIDALGO DE CISNEROS, antiguo jefe de una de las Divisiones Navales que se habían batido gloriosamente en Trafalgar y el anciano mariscal español Vicente Nieto, para asumir el Virreinato del Río de la Plata el primero, y para formalizar la ceremonia de investidura en nombre del Rey de España el segundo. La Junta de Sevilla además, le había encomendado a Cisneros examinar las quejas contra Liniers e intimarlo a su inmediato retorno a España para responder a los cargos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.