28/3/1822

ALZAMIENTO DE CANGALLO (Alto Perú). Los indígenas del Alto Perú, que desde los primeros tiempos de la Revolución abrazaron con entusiasmo la causa americana, asombraron a los realistas, tanto por su valor cuanto por su constancia. Vencidos y diezmados, una y otra vez, en marzo de 1822 se levantaron por última vez y fueron diezmados y su pueblo arrasado e incendiado por los españoles al mando del General CARRATALÁ. El gobierno de Buenos Aires, como protesta contra la inhumana conducta de los realistas y como tributo al valor desgraciado, dictó un decreto de honras que lleva la firma de Bernardino RIVADAVIA.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.