27/11/1820

COMBATE DE LOS PESCADORES Y UN ACTO HEROICO DEL CORONEL PRINGLES. Un excepcional episodio de la guerra por la Independencia del Perú tuvo lugar cuando SAN MARTÍN llegó al Perú al mando de su Ejército Libertador. Una avanzada de sus fuerzas se comunicó con el Regimiento de Numancia, integrado por americanos que deseaban desertar para unirse a las fuerzas patriotas. San Martín envió al coronel RUDECINDO ALVARADO con 700 hombres, para que protegiese la marcha de esa unidad. Alvarado avanzó por el camino de la costa y al llegar al Huachi, envió al

El teniente JUAN PASCUAL PRINGLES, junto con 25 granaderos, fue sorprendido una unidad realista compuesta por tres escuadrones de caballería al mando del coronel JERÓNIMO VALDÉS. La diferencia de fuerzas era insuperable y después de una heroica resistencia, los pocos patriotas sobrevivientes se replegaron sobre la costa de las playas de Chancay bañadas por el Pacífico. Al llegar a una playa llamada De los Pescadores, Pringles, viéndose perdido y con las dos terceras partes de sus soldados muertos y el resto con sus caballos cansados, antes que rendirse al enemigo, se arrojó resuelto a perecer en el mar. Sus soldados, siguiendo a su jefe, espolearon a sus cabalgaduras y también lo hicieron con él. El coronel Valdés, impresionado por esa demostración de coraje, ofreció una rendición honrosa a los patriotas cuando ya las olas casi cubrían a los caballos.

El grupo fue enviado a la prisión del Callao donde permaneció poco tiempo hasta que consiguió la libertad, gracias a un posterior canje de prisioneros. Poco después, el general SAN MARTÍN otorgó una condecoración a Pringles con la leyenda “Gloria a los vencidos del Chancay” y los españoles, admiradores del extraordinario valor de sus enemigos, mandaron acuñar cinco medallas con las leyendas: “La Patria a los vencidos de Los Pescadores”. A pesar de que la acción fue una derrota, los combatientes fueron premiados con medallas al valor. La sublevación del batallón de Numancia se vio retrasada algunos días, pero en diciembre del mismo año, sus 650 hombres se incorporaron provisoriamente al ejército de San Martín.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.