26/3/1674

Asume la gobernación del Río de la Plata ANDRÉS DE ROBLES, que había llegado a Buenos Aires dos días antes (1674-1678). Sucedía a José MARTÍNEZ DE SALAZAR y continuó la obra emprendida por éste para la defensa de la plaza y para ello, aumentó las defensas del Puerto y elevó la guarnición a 600 soldados. Atento a los reclamos de las “misiones”, les envió armas para que se defendieran de las incursiones de los “bandeirantes” paulistas. Fue acusado de haber permitido al buque holandés “San Sebastián” el comercio y el embarque de pasajeros por el puerto de Buenos Aires, cosa que estaba absolutamente prohibido por el gobierno de España. Por ello fue suspendido de su empleo, embargados sus bienes y conminado a regresar a España. En una carta elevada al monarca español, Robles expresó que las acusaciones contra su persona obedecían a persecuciones y venganzas de sus enemigos por haber defendido a los indios contra los abusos y mal tratamiento que les infligían sus encomenderos. Su alegato no fue atendido y se dispuso su relevo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.