26/12/1819

El general JOSÉ DE SAN MARTIN escribió al Directorio, desde Mendoza, diciéndole: “En vano han sido las continuas reclamaciones- a vuestra excelencia por el espacio de tres años para que me concediese la separación del mando del ejército con el objeto de recuperar mi salud. Ya no es necesaria nueva reclamación, pues mi postración absoluta me hace separarme de este encargo. Si vuestra excelencia no nombra otro general, el ejército está expuesto a su disolución. Pasado mañana marcho para los baños de Cauquenes, y aunque con ellos experimente alguna mejoría en mis dolores reumáticos, mi enfermedad al pecho no me permitirá por mucho tiempo dedicarme a trabajo alguno.”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.