26/10/1820

Después de haber efectuado algunas operaciones militares en Pisco (Perú) y de haber despachado una expedición a la Sierra, el general JOSÉ DE SAN MARTÍN, con el resto del ejército a su mando, se reembarcó en la ensenada de Paracas y el 26 de octubre se hizo a la vela rumbo al Noroeste. En la rada del Callao, la expedición permaneció un día y puso en alarma a los poderosos castillos fortificados que guarecían la costa con una fuerte guarnición realista. El convoy siguió al Norte y fondeó en el puerto de Ancón, a siete leguas de Lima y del puerto del Callao. A bordo del navío “San Martín” se estableció el Cuartel General de esta fuerza expedicionaria, que permaneció en el lugar hasta el 9 de noviembre, fecha en que el convoy volvió a hacerse a la vela, llegando el 10 al puerto de Huacho, donde en el mismo, día ejército y equipos fueron bajados a tierra.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.