24/7/1812

El Gobierno dirigió un manifiesto al pueblo diciendo que cumplidas las sentencias dictadas contra los cabecillas de la conspiración encabezada por MARTÍN DE ÁLZAGA, cesaría el derramamiento de sangre.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.