24/12/1888

En el Departamento del Norte y en Concepción, provincia de San Juan, se produjeron nuevas inundaciones. Las aguas bañaron completamente los viñedos, destruyendo algunas sementeras y amenazando destruir muchas vivien­das. La ciudad capital de San Juan se despobló en pocas horas, pues el agua había entrado en las calles.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.