24/04/1852

NUEVO AUTO-DESTIERRO DE SARMIENTO. Esta vez provocado por sus categóricas diferencias con el giro que después de Caseros, URQUIZA le imprimiera a su gestión. SARMIENTO se embarca rumbo a Río de Janeiro, desde donde partirá luego hacia Chile en un nuevo exilio, esta vez voluntario, donde permanecerá durante tres años, residiendo en Yungay con su esposa, sus dos hijos y su mamá.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.