21/3/1868

Los defensores de la Fortaleza de Humaitá rechazan un ataque de las fuerzas brasileñas del Ejército Aliado durante la guerra con el Paraguay. Esa noche el mariscal OSORIO atacó el Reducto de San Solano ubicado al norte de Humaitá, que se hallaba defendido por el coronel PEDRO HERMOSA con una pequeña guarnición paraguaya que contaba con 46 cañones. Los brasileños emplearon 12.000 hombres en el ataque (2 divisiones de Infantería, 1 Cuerpo de Caballería, 1 Brigada de Artillería y 1 Batallón de Ingeniería) pero fueron rechazados con cerca de 3.000 bajas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.