20/1/1859

A principios de 1859, llegó al Río de la Plata una escuadra norteamericana compuesta de 18 buques, con 191 cañones, 257 oficiales y 2.400 soldados, conduciendo a su bordo al juez JAMES B. BOWLIN, encargado de exigir al Paraguay, en nombre del gobierno de Washington, reclamaciones y daños y perjuicios por incumplimiento del contrato celebrado entre SOLANO LÓPEZ y el ciudadano yanqui EDUARDO A. HOPKINS, referido al establecimiento de varias industrias en el territorio paraguayo (ver ampliado en “Crónicas”).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.