19/3/1829

El doctor FRANCISCA LLAMBÍ, Decano del Superior Tribunal de Justicia de Montevideo, ofreció al general SAN MARTÍN una recepción social, a la que invitó lo más encumbrado de la sociedad montevideana. La señora de Llambí, doña María F. Reyes, obsequió al Héroe de los Andes con una cartera de bolsillo en la que había de ser grabada una feliz estrofa compuesta por el poeta oriental FRANCISCO DE ACUÑA DE FIGUEROA, que aludía a la unión de San Martín y LAVALLEJA en la inmortalidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.