1930

LA MAGIA DEL TRIGÉMINO. Llega a Buenos Aires el médico español FERNANDO ASUERO, famoso por curar diversas dolencias excitando el nervio trigémino con un estilete que introduce por la nariz (ver ampliado en Crónicas).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.