19/1/1881

La destrucción del “Fuerte Guanacos” en Neuquén y la matanza de su tropa por los indígenas rebelados a los tratados firmados por el general JULIO ARGENTINO ROCA, obligan a realizar una nueva “campaña del desierto”, para lograr la definitiva pacificación de la Patagonia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.