1856

El Estado de Buenos Aires, que estaba separado de la Confederación Argentina, no tardó en imitar lo hecho en Corrientes e imprimió unos sellos postales bautizados «gauchitos» por valores de cuatro, seis, ocho y diez reales, pero no fueron puestos en circulación, ya que en Julio el gobierno adoptó el peso como nueva moneda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.