1833

DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO y su padre se trasladan a Valparaíso. Trabaja un tiempo como dependiente en un comercio y posteriormente se dirigen  a Copiapó empleándose en la mina “La colorada”, propiedad del general NICETO VEGA,  donde llegará a ser capataz.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.