18/3/1605

Un buque corsario francés con 40 hombres a bordo, desembarcando en el Riachuelo, trató de atacar Buenos Aires. Los atacantes fueron descubiertos y mediante oportunos y certeros disparos de arcabuz y cañón, obligados a volver sobre sus pasos para luego embarcarse y huir de estas aguas. Este hecho, decidió la convocatoria a una Junta de vecinos, autoridades y jefes militares, que el 24 de marzo, mejorar las instalaciones del Fuerte y aumentar su guarnición a 300 efectivos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.