00/07/1825

LLEGA EL EQUIPO QUE IMPULSARÁ EL PRIMER BARCO A VAPOR QUE SURCARÁ LAS AGUAS DEL RÍO DE LA PLATA. Amarra en el Puerto de Buenos Aires el “Druid”, un bergantín de dos palos, de bandera inglesa, consignado a WILLIAM PARISH ROBERTSON, quien había sido autorizado a ello por el gobernador de Buenos Aires, JUAN GREGORIO DE LAS HERAS el 24 de julio de 1824. Traía en sus bodegas una planta a vapor que luego de ser descargada en el astillero de la Vuelta de los Tachos, a orillas del Riachuelo, fue instalada en el “Druid”, para que moviendo las dos ruedas que se instalaron a babor y estribor, impulsara la nave (ver Druid-Histamar)

Fue entonces el “Druid”, que convertido en un barco con capacidad para transportar hasta 100 pasajeros, el primer barco a vapor que surca las aguas del Río de la Plata,  cuando, tratando de instalar un servicio de rutina, el 13 de noviembre de 1825 realiza su primer viaje, siendo por ello, el primer barco a vapor que surca las aguas territoriales argentinas. Concretará luego algunos viajes transportando pasajeros entre puertos del Río de la Plata, Río Uruguay y Río Paraná, pero lamentablemente, por razones de carácter político y quizás también financieras, el experimento no resultó satisfactorio a sus armadores, quienes lo regresaron a Europa (ver Primer barco a vapor).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.