1813

Se inauguró en Caroya, provincia de Córdoba, una fábrica de armas blancas, la “Fábrica patriótica de armas blancas” y se la pone bajo la dirección de MANUEL RIVERA, a cuya diligencia se le debe una excelente producción de sables, bayonetas y lanzas, armas que fueron destinadas primero al Regimiento de Granaderos a Caballo y luego al resto de las unidades que combatieron por nuestra independencia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.