18/11/1822

Se prohibió en Buenos Aires enterrar los cadáveres en los templos, por exigirlo así la higiene pública. Esta medida ya había sido tomada en Lima el 1º de junio de 1808, según Pedro Rivas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.