16/8/1870

El presidente de la Nación, DOMINGO FAUSTINO SARMIENTE, decretó la movilización de las milicias de todas las provincias del Litoral, al tiempo que envió al Congreso Nacional un pedido de autorización para formar un ejército de 5000 hombres que debía marchar a sofocar la insurrección del caudillo RICARDO LÓPEZ JORDÁN. La Cámara de Diputados fue más allá: autorizó a crear una fuerza de 20.000 plazas, aparte de las existentes, para operar en la provincia de Entre Ríos. Y como el Senado rechazó el proyecto por carencia de los fondos necesarios, el presidente Sarmiento recurrió a las tropas que guarnecían las fronteras contra el indígena (Alzamiento de López Jordán).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.