15/7/1821

El Cabildo y el gobernador de Salta, firman con ANTONIO DE OLAÑETA, comandante de la vanguardia de las tropas realistas en el Alto Perú, un armisticio que establece la suspensión de las hostilidades entre las fuerzas invasoras y las autoridades locales. Como consecuencia de ello, el 26 de julio los realistas evacuan definitivamente la provincia, dejándola libre por primera vez para organizarse institucionalmente y libres ya del peligro de invasión..

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.