15/6/1826

PABLO SORIA, dueño de un gran establecimiento en las márgenes del río San Francisco, en la provincia de Jujuy, como agente de una sociedad formada con el fin de abrir una comunicación fluvial entre Buenos Aires y las provincias del norte, hizo la tercera exploración del río Bermejo, descubriéndolo hasta juntarse con el río Paraguay. Soria, que hizo este viaje en cincuenta y siete días en una pequeña embarcación, al llegar a la posesión paraguaya – Guardia de Tayi -, fue tomado prisionero con sus compañeros por la gente del dictador paraguayo FRANCIA y luego permaneció cinco años cautivo en ese país.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.