13/7/1883

Se inundaron los suburbios de la Capital Federal, convirtiendo una vasta extensión de los terrenos de los Corrales de Abasto y sus inmediaciones en un inmenso lago.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.