13/2/1812

BELGRANO PIDE UNA ESCARAPELA QUE IDENTIFIQUE A SUS TROPAS. El Jefe del entonces Regimiento 5 de Infantería, General MANUEL BELGRANO preocupado siempre con la idea de dar a los ejércitos de la Revolución un distintivo que fuera para ellos símbolo de la patria y lazo indestructible de unión, envió al Gobierno de Buenos Aires un oficio expresando “…parece llegado el caso de que Vuestras Excelencias se sirvan declarar la escarapela nacional que debemos usar, para que no se equivoque con la de nuestros enemigos y no haya ocasiones que puedan sernos de perjuicio y como por otra parte observo que hay cuerpos del ejército que llevan diferente, de modo que casi sea una señal de división cuyas sombras, si es posible, deben alejarse, como vuestras excelencias saben. Me tomo la libertad de exigir la declaración que ante expuse.”. Estaban naciendo así los colores nacionales argentinos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.