13/11/1877

El coronel CONRADO E. VILLEGAS salió de su campamento de Trenque-Lauquen y se internó en el desierto en busca de los toldos del temido cacique PINCÉN. Poco después llegó a los montes de Malal, donde estaba acompañado aquél con su indiada. Inmediatamente lo atacó, persiguiéndolo por cuatro horas, tanto en el llano como entre los montes, dando por resultado esta batida 80 salvajes muertos, cuatro cautivos rescatados y ciento cuatro de “chusma” prisioneros, la recuperación de toda su caballada, animales vacunos y lanares.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.