12/07/1833

El general CONRADO VILLEGAS, al mando de un destacamento perteneciente a la división comandada por RUÍZ HUIDOBRO, enviadas para consolidar las fronteras del Sur, realizó un fulminante batida contra los indígenas en la región del río Negro y lanzo en persecución de los que habían logrado escapar, a una pequeña fuerza compuesta de tres oficiales y 33 soldados, al mando del sargento mayor JUAN G. DÍAZ. Llegados a los alrededores de la laguna Aluminé, encontrándose en una rastrillada, el mayor Díaz mandó al teniente SATURNINO CANAVERY con siete hombres y un baqueano  en descubierta. Pero como esta comisión no regresaba y sospechándose que estuvieran próximos los indígenas, despachó en su protección al teniente SONTAG con diez soldados quedándose con un oficial, el subteniente WAPPERS y diecisiete soldados. Llegando la noche sin que regresaran estos oficiales,  el jefe acampó esperanzado pero al amanecer, ordenó el la retirada, sin que hubieran regresado los efectivos que enviara (ver “La Campaña al Desierto” en Temas Puntuales).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.