10/02/1824

SAN MARTÍN PARTE HACIA SU OSTRACISMO. Ya en 1823, al llegar a Buenos Aires se lo había acusado de haberse convertido en un conspirador y los unitarios hasta habían pensado someterlo a juicio. Desalentado por las luchas internas entre unitarios y federales y la desunión y el desorden institucional que imperaba en su Patria, San Martín decidió marcharse del país con su hija y el 10 de febrero de 1824 embarcado con su hija Mercedes en el navío francés «Le Bayonnais», partió hacia el puerto de El Havre, en Francia. Allí se le negó la visa y debió dirigirse a Escocia, desde donde, luego de permanecer un breve período se trasladaron a Bruselas y poco después a París.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.