03/05/1930

Rodeado por entusiastas militantes nacionalistas y confiando en el apoyo del Ejército, el presidente de facto JOSÉ FÉLIX URIBURU anunció una profunda reforma de las instituciones: condena la mala política partidaria y descarta la democracia, “con la que nos embriagamos hablando a cada momento”. Su propuesta fue rechazada de plano por los dirigentes políticos y cosecha escaso apoyo entre sus camaradas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.