01/09/1901

ALFREDO PALACIOS, un joven y díscolo abogado se inicia en la política y se afilia al Partido Socialista Argentino, comenzando así una fulgurante carrera que lo ubicó como el primer disputado socialista de América. Extravagante en su indumentaria y en su arreglo personal Palacios fue un adalid de los trabajadores, los humildes y los desprotegidos. Una de sus primeras “quijotadas”, fue ofrecer a los inmigrantes,hacerles gratuitamente todos los trabajos y trámites necesarios para la obtención de la carta de ciudadanía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.