00/04/1775

El capitán español JUAN PASCUAL CALLEJAS, cumpliendo órdenes del virrey VÉRTIZ,  retiró una placa dejada por los ingleses, antes de abandonar Puerto Egmont y se la envió a sus superiores en Buenos Aires. Cinco años después, siguiendo instrucciones del virrey JUAN JOSÉ DE VÉRTIZ Y SALCEDO, se destruyeron por completo las instalaciones abandonadas por los británicos. La placa estuvo conservada en Buenos Aires hasta 1806, pero durante la primera invasión de los ingleses al Río de la Plata, fue robada por estos y llevada a Londres.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.