SOLANO LÓPEZ ORDENA ABANDONAR ASUNCIÓN (20/02/1868)

Ante el avance hacia Asunción de las tropas del Ejército Aliado (argentinos, orientales y brasileños), el Presidente SOLANO LÓPEZ, ordena que ésta sea abandonada por las autoridades gubernamentales, obligando a la población, tanto nacional como extranjera, a retirarse con ellas a la ciudad de Luque, distante unas doce millas de la capital asunceña. En este mismo día, tres acorazados del Brasil llegaron a la vista de Asunción y rompieron el fuego inmediatamente contra la ciudad, arrojando sesenta bombas, pero desde tan lejos, que no ocasionaron ningún daño. Tratando de acercarse más aun, un cañón que los paraguayos habían puesto en batería hizo fuego y aunque sus proyectiles no dieron en el blanco, bastó para que los acorazados volvieran aguas abajo sin intentar responder a las provocaciones de los de tierra (ver Guerra con Paraguay).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.