SE APRUEBA EL PLAN DE OPERACIONES CONTRA LOS INDÍGENAS (04/10/1878)

Por encargo del Presidente NICOLÁS AVELLANEDA, el Ministro de Guerra, general JULIO ARGENTINO ROCA, planea la Campaña del Desierto con el objeto de afianzar definitivamente la soberanía nacional sobre los territorios del sur y habilitarlos para su colonización y desarrollo.

En aquellos años, los indígenas ocupaban lo que hoy es la Patagonia, la Pampa, la mayor parte de la provincia de Buenos Aires, el sur del Mendoza, San Luis y Córdoba, territorios que componían lo que se conocía como “la frontera sur del país”. Periódicamente y siempre por sorpresa, caían sobre las poblaciones que comenzaban a florecer en esas regiones, mataban a sus pobladores, se llevaba cautivos hacia sus tolderías y robaban lo que podían, especialmente ganado, que luego vendían en Chile.

Los gobiernos de la época, todos ellos débiles e incapacitados para poner fin a esta situación, trataban de granjearse la amistad de sus caciques y creían que firmando Tratados, haciéndoles obsequios y otorgándoles grados militares, podrían controlarlos, pero no era así y los ataques progresivamente fueron aumentando en cantidad y salvajismo, hasta que el Congreso Nacional, aprobó la realización de una definitiva “Campaña al Desierto”, inspirándose en un proyecto que fuera presentado al virrey LORETO en 1774 por FRANCISCO DE VIEDMA, fundador de Carmen de Patagones (ver “Campaña al Desierto” en Crónicas).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.