RETIRADA DE RETES (13/01/1821)

Contando con  el apoyo de las provincias del norte, lo que le aseguraba una sólida base de operaciones hasta Guayaquil y la posibilidad de incorporar a sus fuerzas los efectivos que se hallaban operando en Las Sierras, el general SAN MARTÍN  proyectó un ataque a la ciudad de Lima, resuelto  provocar una acción definitiva, aunque sólo contaba con 4.000 hombres y no estaba seguro de que los efectivos que comandaba el general Arenales, llegaran a tiempo.

Su plan consistía en avanzar con todo el ejército sobre Chancay, mientras ARENALES,  descendiendo de “Las sierras”, por entre el río Chancay y el Carabaillo, camino que llega a Lima por el noreste, atacaba a los realistas por su flanco. Con este proósito en mente, se dirigió a Huaura y avanzó hacia “Retes”, escalonando sus fuerzas en cinco kilómetros, apoyados sus extremos en Palpa y Ancón. Pero pronto se hicieron evidentes las dificultades que presentaba este plan: Arenales, para llegar a tiempo, deberí cruzar más de 00 kilómteros de camino escaborso y desierto para colocarse a 75 ó 100 kilómetros del ejército situado en Palpa, lo que hacía a la operación muy riesgosa, por lo que el poyecto fue abandonado.

Pero ya la posición de las tropas de San Martín, para entonces, habían quedado muy comprometidas. Ratas se halla 5 kilómetros del nordeste de Chancay. Erta un sitio malsano y escaso de forrajes para las cabalgaduras y no ofrecía ventajas para una buena defensa, ni para una eventual retirada. Por eso y por los informes que le suministraron los agentes secretos que tenía inflitrados en Lima, acerca del gran número de efctivos y artillería con que contaban los realistas y del plan de ataque que había dispuesto LA SERNA, el general SAN MARTÍN dispuso la retirada y volvió a ocupar sus posiciones en Huaura el 16 de enero de 1821.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.