PRIMERA MENCIÓN DE SAN FERNANDO COMO POBLADO ESTABLE (18/12/1805)

Por primera vez aparece en un documento oficial el nombre de San Fernando de Buena Vista para designar a la ciudad de la provincia de Buenos Aires que se levantaba junto al Río de la Plata. Pero la historia de la ciudad había comenzado mucho antes. Hacia 1600, un grupo de soldados que acompañaron a JUAN DE GARAY se instaló en unas tierras próximas al río Las Conchas, hoy Tigre. La población creció con la llegada de otros españoles y prosperó con el comercio de cueros y pequeños cultivos. Sin embargo, el lugar estaba expuesto a la amenaza constante de las crecientes. En 1802 era vicario de la iglesia del lugar el padre MANUEL SATURNINO DE SAN GINÉS quien, viendo el riesgo permanente que corrían los pobladores y sus casas, les sugirió trasladarse a una zona más alta, en la región de Punta Gorda. Sólo algunos pobladores lo siguieron y él comenzó a levantar un rancho para la nueva iglesia.

Los días 5 y 6 de junio de 1805, un violento temporal, seguido de una poderosa creciente, barrió el pueblo original, destruyendo todo en cinco horas. Los sobrevivientes se trasladaron, entonces, al poblado de Punta Gorda y se sumaron a la pequeña población. El cura San Ginés ya había levantado su nueva capilla y había determinado un lugar para el cementerio, fuera de la población; una decisión muy progresista para la época en la que se acostumbraba a enterrar en la iglesia y los terrenos cercanos. También se ocupó de abrir una Escuela. A fines de 1805, el virrey SOBREMONTE ordenó erigir la villa que se llamaría San Fernando de Buena Vista. El nombre de San Fernando fue elegido en honor del príncipe de Asturias, heredero del trono de España. Sobre lo de “Buena Vista”, se dice que fue agregado por el virrey después de una visita al lugar. Cuando contempló el paisaje desde las barrancas, quedó impresionado por la belleza y dijo: “A San Fernando, sumémosle lo de Buena Vista”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.