ORÍGENES DEL BARRIO DE PALERMO (11/01/1838)

El gobernador de Buenos Aires, JUAN MANUEL DE ROSAS le compró a JUAN BAUTISTA PEÑA la primera de una serie de chacras sobre las que iba a construir su residencia y que serían después la base del barrio de Palermo de la ciudad de Buenos Aires. En total Rosas adquirió 36 chacras o quintas y decidió levantar la casa en la esquina sudeste de las actuales avenidas del Libertador y Sarmiento. En los terrenos había una pequeña capilla dedicada a San Benito, por lo que la residencia tomó el nombre de San Benito de Palermo. La zona era un monte natural cubierto de sauces, ceibos, talas, espinillos y mimbres a los que se sumaron grandes plantaciones de naranjos. La construcción de la casa tardó dos años y los planos fueron trazados por el ingeniero español FELIPE CENILLOSA.

Era una casona baja, con corredores a ambos lados y Rosas ocupaba las habitaciones que daban al río, mientras que Manuelita tenía las suyas en la parte oeste del edificio. Como los caminos eran intransitables, fueron rellenados y cubiertos de conchillas y durante la noche, según relatos de un viajero francés, se iluminaban con dos líneas de reverberos, como una avenida de los Campos Eliseos. En el interior abundaban los muebles de caoba y los espejos y en el salón comedor había una larga mesa para más de 20 personas. La casa era escenario de grandes reuniones con música y bailes donde no faltaban vino, chocolate o mate, según la ocasión. Después de la caída de Rosas la casa fue ocupada por Urquiza y más tarde fue sede de la escuela de Artes y Oficios, del Colegio Militar y de la Escuela Naval. En 1875, por iniciativa de SARMIENTO, se inauguró en esa zona el Parque Tres de Febrero y tiempo después el Jardín Botánico y el Zoológico. La vieja casa del Restaurador fue demolida en 1889.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.