FALUCHO Y LOS NEGROS DEL EJÉRCITO DE LOS ANDES ANTONIO RUIZ (06/02/1824)

ANTONIO RUÍZ,
Conocido como el “negro Falucho” (1795-1824), era un esclavo nacido en Buenos Aires, liberto del vecino de esa ciudad Antonio Ruiz, de quien tomó nombre y apellido. Como tantos otros negros esclavos, integró las cuerpos de infantería de nuestras campañas de la independencia A los morenos se les prometía la libertad a cambio de que sirvieran a la Patria. En el ejército de los Andes formaron los batallones de Cazadores 7ºy 8º, que lucharon con bravura en Chacabuco y en Maipú. En el ejército a todos los negros se los llamaba faluchos”, para obviar el nombre genérico de “catingas’ que tanto disgustaba a San Martín y era usado despectivamente por la soldadesca que no era de color. Cuenta la historia que después de Chacabuco, el Libertador recorrió el campo de batalla y, descubriéndose ante un montón de cadáveres de soldados negros, exclamó a media voz, para si mismo  ‘Mis pobres negros!”. Los batallones 7º y 8º fueron fundidos, después de Maipú, en el Regimiento Río de la Plata, que prestó servicios en Lima y El Callao. En esta ciudad el regimiento ocupó sus fuertes desde 1821, hasta que, el 6 de febrero de 1824, descontento por la falta de paga desde cinco meses atrás, se sublevó e izó la bandera española en el Real Felipe. El negro Falucho, que estaba de guardia en el torreón esa noche aciaga, se opuso a rendir honores a la bandera del rey. Fue fusilado por sus camaradas contra las murallas del bastión mientras gritaba ¡ Viva Buenos Aires ¡”Refiere José Zapiola, en sus Recuerdos, que Falucho era de poco más de cuatro pies de estatura y llevaba la gorra inclinada sobre su oreja izquierda. El general Tomás Guido dijo en 1864: “Recuerdo perfectamente al soldado Falucho que pertenecía al batallón Nº8”. El general Miller recordó al morenito Falucho, de la Compañía de Cazadores del numero 8, que tomó una bandera en Maipú.

MANUEL MACEDONIO BARBARIN
Teniente Coronel. Nació en África en el año 1781, y fue traído como esclavo a Buenos Aires, donde posteriormente vivió los sucesos de la defensa de Buenos Aires durante las Invasiones Inglesas. Se casó con una esclava liberada por Martín de Sarratea, tuvo con ella siete hijos, les dio buenos ejemplos y realizó una destacada vida de soldado. En el año 1810 era Capitán de Milicias y se  destacó en las acciones en que participó; fue luego designado en el BatalIón Cívico de Pardos y Morenos, e integró en el año 1821 el Cuerpo “Legión Patricia”, ascendiendo al grado de Sargento  Mayor de Línea el año 1831. Durante el gobierno de Juan  Manuel de Rosas es ascendido a Teniente Coronel y presta servicios en el Batallón de Infantería “Restauradores  de las Leyes “ integrado por negros, cuyo primer Jefe fue el  general D Félix dc Álzaga. Este destacado soldado negro falleció en Buenos Aires en cl año 1836, luego de una sacrificada vida de luchas y privaciones, siendo teniente coronel del Ejército de Línea..

BATALLÓM
Soldado de la Patria. Este moreno, bozal, llegó a Buenos Aires desde el África a fines del siglo XVIII y no han  quedado referencias  de su nombre y  apellido, pues sólo se lo conoció como “Batallóm”. Participó en las luchas a raíz de las Invasiones inglesas y, en la Revolución de Mayo. Integró el Cuerpo de Pardos y Morenos. Durante el año 1812 actuó con las tropas que a órdenes del coronel D. José Rondeau mantuvieron el sitio de Montevideo;  combatiendo en la batalla del Cerrito. Formando parte de las tropas que integraban la División de Auxiliares Argentinos , marchó a Chile y combatió en las acciones de Membrillar, Cucha- Cucha, Río Claro y Maule. Se incorporó posteriormente al Ejército del general D. José de San Martín e integró el Regimiento de infantería, a órdenes del coronel Las Heras, que gloriosamente se batió en Chacabuco,  Cancha Rayada y Maipú. Más tarde combatió en la batalla de Ituzaingó y fue tomado prisionero en la batalla de Quebracho Herrado, participando luego en la batalla de Caseros. Batallón fue dado de baja cuando tenía 90 años y el  señor Juan N. Fernández lo llevó a su establecimiento de campo, próximo a Chascomús, adonde concurriría periódicamente y relataba, a quien quisiera escucharlo, su vida de soldado y de su admiración  por San Martín, Las Heras y otros Jefes.

LORENZO BARCALA
Coronel. Este soldado negro, probablemente el más destacado y recordado, nació en Mendoza en el año 1796. Sus padres eran esclavos traídos de África, de acuerdo a costumbres de la época, el apellido es de su amo, Cristóbal Barcala “un español notorio y de gran prestigio en el Cabildo de Mendoza.”Sarmiento, al referirse a él, decía que “había adquirido una educación suficiente escuchando la conversación de sus dueños”. Como otros muchos quedó libre por lo dispuesto por la Asamblea del año XIII. En el año 18 15, solicitó ser alistado como soldado en el Batallón de Cívicos Pardos de Mendoza, lo que obtuvo, siendo enviado al acantonamiento de instrucción ubicado en el lugar denominado “El Plumerillo”. Alcanzó el grado de Sargento y permaneció en el lugar instruyendo a los reclutas. En el año 1824 —siendo Capitán— participó en un movimiento revolucionario contra el coronel José Albino Gutiérrez que se había hecho cargo del Gobierno de Mendoza: lo derrocaron y en su lugar designaron al coronel Juan Lavalle como Gobernador provisional. puesto que ocupa basta que se designó en el cargo al señor Juan de Dios Correas. Participó en el año 1825 —con el Batallón Cívicos de Granaderos— en el Combate de Las Leñas, donde se desempeñó en forma destacada, contribuyendo a la restitución de Salvador María del Carril al cargo de Gobernador de San Juan. Durante el año 1827 fue confirmado como Sargento Mayor del 2º Tercio Cívico de Mendoza. Durante la defensa de Montevideo se desempeña como 2º Jefe del Batallón 4º de Milicia Activa de lnfantería de Línea, participando en el ataque a Punta del Este. Este sobresaliente Jefe —a quien Sarmiento llamaba “el caballero negro”—. se cubrió de gloria en la guerra contra el Brasil, donde obtiene el grado de Teniente  Coronel. Cuando el general Paz vence a Quiroga en  Oncativo el 25 de febrero de 1830, el coronel Barcala conducía las tropas en el centro del dispositivo y la historia manifiesta que esa victoria se debió al valor de la tropa y a la conducción de los coroneles Pringles. Pedernera y Barcala. Durante el año 1831 Quiroga derrota a Lamadrid en Tucumán y Barcala es tomado prisionero, el único respetado por el “Tigre dc los llanos” de quien quedó como edecán, a cambio de que “no se le exigiera  pelear contra su partido” Al iniciarse el año 1833 formó parte de la expedición al desierto como Jefe del Batallón de Defensores del Honor Nacional, Integrando la División del centro, al mando del general Don José Ruiz Huidobro. El año 1834 encuentra al coronel Barcala como Jefe provisional del Regimiento de Auxiliares  de los Andes: luego fue dado de alta en la Plana Mayor del Ejército de la Provincia de Buenos Aires donde permaneció basta fine del año 1835. Desde San Juan inició una conspiración contra Aldao, el fraile renegado y escribió a un amigo, el capitán José María Molina cuál era su idea revolucionaria: “fusilar a Aldao,, cambiar el gobierno de Mendoza, solemnizar un polo de amistad con Chile, asentar otra Constitución y lograr más entendimiento entre las provincias,  contra la política absoluta de Rosas” Fue delatado y traicionado y, luego de un rápido juicio, fusilado por orden del gobernador de Mendoza., el señor Pedro Molina, un personero dc Aldao. Sarmiento dijo dc este hecho “Barcala, el virtuoso Barcala fue fusilado por el fraile “; así murió el héroe negro de Ituzaingó, La Tablada, Oncativo, Ciudadela y de la Campaña del  Desierto. La tumba de este valiente soldado negro se encuentra en el cementerio de Mendoza y en una placa se lee: “Aquí yacen los restos del Coronel D Lorenzo  Barcala— Falleció el 11 de enero  de 1835. Muchos ciudadanos dedican esta memoria por sus servicios a la Provincia. “

2 Comentarios

  1. Ivan

    Muy interesante. Gracias por esta información.
    Saludos cordiales de un amigo puertorriqueño.

    Responder
    1. Horacio

      Salud Puerto Rico: Gracias por compartir nuestra pasión por la Historia.

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.