EL ESTRECHO DE MAGALLANES, CODICIADO POR PIRATAS (SIGLO XVI)

El Estrecho descubierto por Fernando de Magallanes el 21 de octubre de 1520,  ofrecía a los navegantes del Viejo Mundo, excelentes cobijos y sus costas con sus golfos, bahías y ensenadas, eran un excelente refugio para invernar en su ruta al Pacífico y de paso, proveerse de agua potable y alimentos.

Ya desde el siglo XVI numerosas incursiones de barcos corsarios amparados bajo las banderas de Inglaterra, Francia y Holanda,  recorrían las costas de la Patagonia, saqueando los pueblos ribereños, sin que nadie estuviera en condiciones de evitarlo, hasta que en 1578, el corsario inglés Francis Drake, bordeando la Patagonia,  luego de cruzar el Estrecho de Magallanes,  pasó  al Pacífico y atacó varios puertos de Chile y Perú, regresando luego a Inglaterra con grandes botines.

Quizás haya sido esto lo que excendiendo la tolerancia del rey Felipe II de España, alarmado por la posibilidad de que esta operatoria se haga común a los intereses de otras potencias, dispuso una serie de medidas con el objeto de afianzar la soberanía española sobre esos territorios .

En cumplimiento entonces de sus órdenes, en 1580,  el virrey del Perú, FRANCISCO ÁLVAREZ DE TOLEDO encargó al navegante PEDRO SARMIENTO DE GAMBOA fortificar el Estrecho y evitar que en el futuro pudiera ser cruzado por naves  extranjeras. Los asentamientos “El nombre de Jesús”, “Rey don Felipe” y “Puerto Deseado”, fundados en 1584 en proximidades del Estrecho de Magallanes,  formaron parte de las medidas que tomó la corona española, para controlar e impedir el tránsito de naves corsarias, principalmente inglesas, gobierno que parecía decidido a apoderarse de estos territorios perttenecientes a la corona española (ver Ciudad El nombre de Jesús).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.