CUMBARÍ

En el norte y el noreste de la Argentina se cultiva (aunque también crece en forma silvestre), un ají pequeño, una especie de guindilla rojo cuando está maduro y tan picante que reemplaza con éxito a la pimienta para sazonar la comida. Este ají, conocido como “cumbarí”, ya existía en tiempos remotos y era utilizado por los guaraníes y los quichuas y hasta “el Inca Garcilazo” le dedicó su atención en uno de sus relatos: Otro pimiento hay, menudo y redondo, ni más ni menos que una guinda, con su pezón y palillo que llaman “chinchu uchú”, que quema más que los otros, sin comparación”. Este exceso de picor, hizo que el lenguaje popular, siempre gráfico y acertado, le de otro nombre mal sonante, (ají puta parió), originado en la exclamación  que provoca en los comensales desprevenidos, cuando sienten en sus bocas, la intensidad de su sabor quemante (ver “Voces, usos y costumbres el campo”))

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.