COLEGIO SAN JOSÉ (19/03/1858)

El 19 de marzo de 1858, el padre DIEGO BARBÉ, que encabezaba una misión de los sacerdotes de la Congregación del Sagrado Corazón de Betharram, creada en Francia por San Miguel Garicoits, fundó en la ciudad de Buenos Aires el “Colegio San José”. En sus inicios, ocupaba una casa que estaba frente a la iglesia de Nuestra Señora de Balvanera y a los pocos meses se instaló en un terreno contiguo a esta iglesiala. El aumento del número de sus alumnos, lo llevó construír su propio edificio en la manzana que limitaban las actuales calles Bartolomé Mitre, Azcuénaga, Presidente Perón y Larrea. Los fundadores contaron con el entusiasta apoyo del párroco de Balvanera, padre Angel Brid.

A fines de 1861, el general BARTOLOMÉ MITRE visitó el Colegio, donde conversó largamente con el padre BARBÉ, quien, a su pedido, le sugirió algunas ideas y sugerencias para el proyecto que tenía como fin, la fundación del Colegio Nacional de Buenos Aires. En 1868, en la sede del Colegio San José, se fundó la “Academia San José”, cuyo lema era “Ciencia y Virtud” y quedó bajo la dirección del padre MAGENDIE, quien, en 1869, al fallecer el padre BARBÉ, quedó a cargo de la Dirección de todo el Colegio. Estuvo al frente del mismo durante 33 años y durante su gestión el Colegio San José se incorporó al Colegio Nacional de Buenos Aires, por lo que fue el primer establecimiento de nivel secundario que se incorporó a la enseñanza oficial.

El tercer rector fue el padre JUAN B. TOURNEDOU, que.ejerció esa función desde  fines del siglo XIX hasta las primeras décadas del siglo XX, siendo entonces cuando el Colegio alcanzó su mayor prestigio en cuanto a formación cristiana de sus alumnos, la disciplina, la excelencia pedagógica ‘gica y la organización de la docencia. Entre sus exalumnos (constituidos en sociedad desde 1893), se cuentan notables personalidades, tales como HIPÓLITO YRIGOYEN, BENITO VILLANUEVA, LUIS MARÍA DRAGO, ERNESTO QUESADA, OSVALDO MAGNASCO, el cardenal SANTIAGO LUIS COPELLO y el arzobispo de Buenos Aires, JUAN NEPOMUCENO TERRERO.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.