BARRIO “SAN TELMO” (22/10/1813)

El 22 de octubre de 1813, se confirmó a la Iglesia de Nuestra Señora de Belén como sede de la Parroquia de San Pedro González Telmo. La Iglesia, que se encuentra en la calle Humberto 1340, había sido erigida en 1806, fue terminada en 1876 y la costumbre hizo que se la conociera como Iglesia de San Telmo. El nombre, que identifica a uno de los barrios más antiguos de Buenos Aires, comenzó a utilizarse en el siglo XVII cuando el lugar se denominaba los Altos de San Pedro en alusión a San PEDRO GONZÁLEZ TELMO, un sacerdote protector de los navegantes (Se dice que este es el lugar donde tuvo su origen la ciudad de Buenos Aires fundada por Pedro de Mendoza). La parroquia de San Telmo, nace como un desprendimiento de la de Concepción. En 1806, el vecino Jacinto Alvariño donó al curato de la Concepción, un terrenos para edificar el templo y el camposanto. El obispo Lué, en ese año, erigió el nuevo curato de San Pedro Telmo. Donde hoy se encuentra la Plaza Dorrego paraban las carretas, es decir que hacían un “alto”, por lo cual el lugar se llamaba “Alto de San Pedro”. En sus orígenes el barrio se pobló con gente humilde que trabajaba en las tareas de acarreo del puerto. En 1871 cuando la epidemia de fiebre amarilla castigó a la ciudad, San Telmo sufrió un brusco cambio. Muchas familias, especialmente las más pudientes, abandonaron sus casas y se mudaron a la zona norte de la ciudad, buscando mejores condiciones climáticas y sanitarias.  Con el tiempo las casas fueron ocupadas por familias de inmigrantes dando lugar a la formación de los primeros conventillos. Todo el barrio es hoy una zona de preservación histórica y muchos de sus edificios han sido declarados monumentos históricos nacionales. Así ocurre con la Plaza Dorrego, la más antigua de Buenos Aires después de la Plaza de Mayo. Dentro de los límites de San Telmo se encuentra el Parque Lezama, que según algunos historiadores fue el lugar donde PEDRO DE MENDOZA fundó por primera vez Buenos Aires. Se lo conoció como “quinta de los ingleses” porque perteneció al inglés DANIEL MACKINLAY a principios del siglo XIX. Más tarde pasó al control de la Municipalidad (ver “Barrios, calles y plazas de la Ciudad de Buenos Aires” editado por el Instituto Histórico de la ciudad de Buenos Aires).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.