AGOTE, Luís

(1868-1954). Nació en Buenos Aires el 22 de setiembre de 1868. Doctor  en medicina y político. Se graduó en la Universidad de Buenos Aires en 1893 y a partir de 1902 se inició en la docencia como profesor libre, en la cátedra de Clínica Médica. Desde entonces, cada cargo que ocupó fue ganado rigurosamente por evaluación de méritos, por oposición. En 1910, se desempeñó como Secretario del Congreso Interamericano de Medicina e Higiene. Dedicado full time a la investigación, se dedicó a la búsqueda de una técnica que permitiera hacer más exitosas las transfusiones de sangre, que en aquella época dependían de una operatoria muy insegura y peligrosa. Después de ensayar numerosos métodos, logró el éxito buscado, al agregar citrato de sodio, una sustancia que evitaba la coagulación de la sangre pero no afectaba al organismo, aunque se incorporara en grandes dosis. El 9 de noviembre de 1914, por primera vez en el mundo, se realizó una transfusión aplicando el “método Agote”, transfudiendo sangre “conservada” a un paciente internado en el Hospital Fernández de la ciudad de Buenos Aires (oficialmente, recién el 14 de ese mes, ante profesionales de la medicina y autoridades específicas, se realizó esta primera transfusión). Con absoluto desinterés, Agote difundió su descubrimiento a través de la prensa y los institutos científicos. Corría el año 1914, comenzaba la Primera Guerra y los campos de batalla de Europa se llenaban de heridos. Muchos de ellos podían salvarse si se empleaba el sistema inventado por Agote. La mayoría de los países en guerra prestó poca atención al descubrimiento y solo al final del conflicto se empezó a ponerlo en práctica. El doctor Agote actuó también en política y fue Diputado durante el período 1910-1918. Como legislador influyó para que el Congreso destinara fondos para la construcción de un pabellón modelo de Clínica Médica en el hospital Rawson. Fue en ese pabellón donde practicó por primera vez una transfusión según su método. Se interesó también por el arte y la literatura y escribió sobre historia y sociología. Entre sus obras destacamos “La úlcera gástrica y duodenal”; “Hepatitis supuradas”; “La salud de mi hijo”, etc. Cuando murió, el 12 de noviembre de 1954, su patrimonio era de 830 pesos que tenía depositados en una cuenta bancaria y una Biblioteca que contenía 8.000 volúmenes.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.