CAE LA FORTALEZA DE HUMAITÁ (25/07/1868)

El Ejército aliado ingresa a la Fortaleza de Humaitá. Finalmente, el 25 de julio de luego de haber sido rechazados los ataque que llevaron contra la Fortaleza de Humaitá los días 21 de marzo y 16 de julio y cortadas sus comunicaciones fluviales y terrestres con la capital paraguaya, a partir de la toma de Tavaí (2 de noviembre de 1867), las fuerzas del Tercer Cuerpo del ejército brasileño, al mando del mariscal de campo MANUEL LUIS OSORIO, lograron vencer la heroica resistencia del Jefe paraguayo, coronel FRANCISCO MARTÍNEZ, que con muy escasos efectivos había quedado a cargo de la Fortaleza y la toman por asalto.

Los generales JUAN A. GELLY Y OBES e IGNACIO RIVAS del ejército aliado toman posesión del lugar y a partir de entonces, se ocupará como base de operaciones de la campaña.

Rinden así sus armas, sus heroicos defensores. Víctimas de la insalubridad de la región y después de haber detenido el avance de las fuerzas aliadas por casi tres años (entre 1866 y 1868), frustrando los reiterados ataques que se llevaron sobre ese bastión de la defensa paraguaya y mediante fulminantes ataques a la vanguardia brasileña, favorecidos por la inoperancia, que a partir de 1867 bajo el mando del marqués de CAXÍAS (1803-1880), paralizó las acciones.

Queda entonces en poder del ejército aliado este formidable bastión de la defensa paraguaya, que entre 1866 y 1868, pudo esterilizar sus planes inmovilizar a la escuadra brasileña, la más poderosa flota que surcara las aguas de Sudaméríca y detener el curso de una guerra inexplicable, mediante su heroica defensa e infundiendo temeroso respeto por su imaginada invulnerabilidad (ver Guerra del Paraguay).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.