DESCUBRIMIENTO Y EXPLORACIÓN DEL RIO DE LA PLATA (1516)

Juan Díaz de Solís. La expedición encomendada a Solís es la respuesta de la corona española a la ocupación de Brasil realizada por Cabral. Se le ordena que busque un paso que una el Atlántico y el Mar del Sur. Debía explorar más al sur de Castilla de Oro y no tocar territorio portugués.

El 8 de octubre de 1515 sale de San Lúcar de Barrameda con tres naves y setenta tripulantes. Tocó Río de Janeiro, Santa Catalina, Lobos y el 2 de febrero de 1516 descubrió el Río de la Plata, al que llamó Mar dulce y fondeó en La Candelaria (actual Departamento Maldonado, República Oriental del Uruguay). Fue muerto por los aborígenes, cerca del arroyo Las Vacas. Francisco Torres y Diego García se hicieron cargo de la expedición y con los supervivientes, regresaron a España.

Hernando de Magallanes. Un brillante marino que navegaba a los servicios de Portugal. Disgustado con su rey, se puso a las órdenes del rey de España Carlos V . El 20 de setiembre de 1519 parte de San Lúcar de Barrameda al mando de cinco naves.

En enero de 1520 llega al Río de la Plata y mientras parte de la flota explora la costa oriental (actual territorio ocupado por el Uruguay), la otra mitad hace lo mismo en la costa occidental llegando hasta la Ensenada de Barragán. Sigue hacia el sur y después de invernar en San Julián, donde debe dominar una sublevación, continúa la navegación hacia el sur y el 27 de octubre descubre el Estrecho que denomina Canal de Todos los Santos  y que hoy tiene su nombre.

Sebastián Gaboto. Fue enviado por Carlos V en 1526 para que siguiera el derrotero de Magallanes. Llegado a Santa Catalina, resolvió quedarse allí. Se internó en el Estuario hasta la Bahía San Lázaro y Francisco del Puerto lo persuadió que remontando el río Paraná, llegaría al pais del Rey Blanco donde hallaría mucho oro.

En la desembocadura del Carcaraña, el 9 de junio de 1527, funda el Fuerte Sancti Spíritu. Remonta el Paraná y ordena a Miguel Ríos que explore el Bermejo. Retrocede y cerca del Fuerte Sancti Spíritu se encuentra con Diego García. No pudiendo ponerse de acuerdo acerca de quien estaba al mando de la expedición y cómo continuarla, regresan a España.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *