COMBATE NAVAL DE ARROYO DE LA CHINA (28/03/1814)

La escuadra realista al mando de JACINTO DE ROMARATE, venció a la flota de las Provincias Unidas al mando de TOMÁS NOTHER en la boca del Arroyo de la China (hoy Concepción del Uruguay, en la provincia de Entre Ríos.

Lo que restaba de la primera y muy pequeña escuadra argentina, todavía a las órdenes de TOMÁS NOTTER, fue enviada por Brown para desalojar a las fuerzas realistas que se mantenían en un fondeadero del río Uruguay (hoy Concepción del Uruguay, en la provincia de Entre Ríos), mediante el aprovisionamiento que lograban en el lugar.

Luego de que el 17 de ese mes, el teniente coronel de Marina GUILLERMO BROWN, lo obligara a retirarse de su posición de defensa de la Isla Martín García, finalmente tomada por las tropas de BROWN la flota realista al mando del capitán de Navío JACINTO ROMARATE, se había dirigido, remontando el Uruguay hacia el Arroyo de la China (hoy Concepción el Uruguay).

BROWN con la intención de atacarlo y desalojar a las fuerzas realistas que se mantenían en ese fondeadero, bien aprovisionados y fortificados, aprovechando la desmoralización que la toma de la isla debía haber introducido en las tripulaciones contrarias, envió en su persecución a los buques ligeros de la escuadra, al mando de TOMÁS NOTTER.

El 28 de marzo de 1814, el capitán Tomás NOTTER, llega a ese paraje sobre la margen oeste del Río Uruguay y luego de un breve pero intenso combate, es nuevamente derrotado por la escuadra fluvial realista al mando de ROMARATE en una acción que estuvo caracterizada más por el arrojo allí desplegado por los patriotas, que por la estrategia empleada.

La Armada Argentina recuerda este hecho con mucho orgullo especialmente porque HUBAC, que siendo Segundo Comandante quedó fuera de acción por sus heridas lo que no impidió que fuera luego, quien aceptó la rendición de ROMARATE, tras la derrota realista en Montevideo en julio de ese año.

 

El 28 de marzo de 1814, NOTHER, llega al paraje llamado Arroyo de la China, sobre la margen oeste del Río Uruguay. El capitán ROMARATE, que ocupaba una posición excelente y que estaba, además, protegido desde tierra por los caudillos del Litoral, aliados de ARTIGAS, ofreció una tenaz resistencia, protagonizando ambos bandos, una acción que estuvo caracterizada más por el arrojo allí desplegado, que por la estrategia empleada. Finalmente, luego de un breve pero intenso combate, la escuadra fluvial realista logra desbaratar el ataque de NOTHER causando muchas bajas a los patriotas, siendo una de las más sensibles, la del comandante de la escuadrilla, el capitán TOMÁS NOTTER, muerto al mediar la acción, por lo que toma el mando de la escuadra patriota el capitán ÁNGEL HUBAC, capitán de la “Trinidad” que también fue herido, por lo que fue reemplazado por el subteniente NICOLÁS JORGE, secundado por LEONARDO ROSALES.

Estas bajas y la pérdida del “Tortuga” (para algunos autores la balandra “Carmen”), volado por el teniente MIGUEL ESPIRO, quien prefirió destruir su buque antes que entregarlo al enemigo, determinó la retirada de los patriotas. A pesar de este frustrado intento de acabar definitivamente con la presencia de las naves realistas en la zona, la toma de Martín García produjo dos resultados: intimidó a los realistas, que intuyeron que muy pronto se les escaparía el dominio del mar y de los ríos, que hasta aquel momento habían monopolizado y cortó la escuadra española en dos fracciones, aislando a ROMARATE, el mejor jefe de la marina militar realista, con su flota embotellada en el río Uruguay, impidiéndole así participar en la defensa de Montevideo, cuyo sitio, posteriormente dispuso el almirante Brown. La toma de Martín García es la primera hoja de la corona de gloria de nuestra marina de guerra.

La Armada Argentina recuerda este hecho con mucho orgullo especialmente porque HUBAC, que siendo segundo comandante durante esa acción, quedó fuera de combate por sus heridas, sin que ello le impidiera, ser luego, quien aceptó la rendición de ROMARATE tras la derrota realista en Montevideo en julio de ese año.

1 Comentario

  1. CESAR VILLAMAYOR REVYTHIS

    EL COMBATE FUE MAS RECORDADO HASTA EL DIA DE HOY POR EL ACTO HEROICO DEL TENIENTE DE ORIGEN GRIEGO PEDRO SAMUEL SPIRO QUE AL VARAR SU NAVE HACE DESCENDER A SU TRIPULACION Y LUEGO HACE VOLAR LA SANTABARBARA CON EL A BORDO. EN ESE MOMENTO TERMINA EL COMBATE DE ARROYO DE LA CHINA.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *