EL CÓDIGO DE MINERÍA (01/05/1887)

El Código de Minería sancionado en 1887, se basó en un proyecto presentado por el doctor ENRIQUE RODRÍGUEZ. Fue aprobado por el Congreso de la Nación en 1886 y comenzó a regir el 1º de mayo del año siguiente. Con el transcurso del tiempo, este primitivo Código, fue objeto de diversas reformas para adaptarlo a las necesidades del país y hoy es un instrumento legal que con sus accesorios, complementos,  modificaciones y el agregado de las normas de los estados provinciales, es el marco jurídico dentro del cual se desarrolla la actividad minera en la República Argentina. Comprende dieciséis Títulos, divididos en Secciones y un Título Final y se ocupa de todos los temas vinculados con la explotación y administración de los yacimientos mineros, los sistemas de concesión, el régimen legal del petróleo y otros hidrocarburos y bienes soterrados.

Ya, desde mucho antes, el tema de la explotación de los bienes que permanecían bajo tierra, fue motivo de atención por parte de las autoridades. El 7 de mayo de 1813 la Asamblea Constituyente, a propuesta de la Junta de Gobierno, sancionó Ley de Fomento Minero y fue así, que a partir del dictado de una serie de medidas tendientes a impulsar la investigación y explotación de las riquezas mineras, el Estado demostró por primera vez su preocupación por el desarrollo de la explotación de los recursos naturales (minerales, agua, petróleo y carbón).

Más tarde, fue DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO quien, durante su presidencia (1878-1874, colocó el tema como una las principales prioridades de su gobierno, a  pesar de la tenaz oposición de los sectores políticos y económicos más poderosos de la época, que estaban fuertemente comprometidos con el desarrollo y la explotación de los recursos agro granaderos con destino a la exportación. Salvando entonces innumerables escollos, SARMIENTO pudo desarrollar eficaces acciones con el objeto de dar impulso a la minería, apoyando iniciativas y emprendimientos y fundamentalmente creando instituciones educativas especializadas en minería y mineralogía, Se impulsaron también las exploraciones mineras, en particular la del carbón, otorgándose un reconocimiento monetario a quien descubriera una mina de carbón cuya explotación fuera más ventajosa que la del mineral importado (Ley No 448 promulgada en 1870). En 1885, comienza a circular por los despachos oficiales, la idea de crear un organismo que se ocupará de estudiar el mejor aprovechamiento de los recursos naturales del país y así nace el “Servicio Geológico Nacional”, creado en 1904 bajo la denominación de “Dirección General de Minas, Geología e Hidrogeología. Iniciadas sus actividades de exploración, pronto se pudieron recoger los frutos de esa iniciativa: el descubrimiento de importantes recursos naturales, como lo fue el hallazgo de petróleo en la Cuenca del Golfo de San Jorge el 13  de diciembre de 1907 y de mantos de carbón en la provincia de Santa Cruz y tantos otros que permitieron asegurar la real soberanía nacional sobre sus recursos naturales (ver).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *