6/1548

DOMINGO MARTÍNEZ DE IRALA llega a los confines del Alto Perú, donde toma contacto con los españoles residentes allí y se entera se enteró que la famosa Sierra (presumiblemente en el Potosí), ya había sido ocupada por otros españoles al mando de FRANCISCO PIZARRO. La innoble carrera que había comprometido a muchos españoles en esta desenfrenada búsqueda de riquezas, que postergó acciones que realmente hubieran sido más decorosas y útiles a la humanidad, había llegado así a su fin, destrozando las ilusiones de pronta y fácil riqueza que alentaban muchos españoles, especialmente Irala.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.